EE UU investiga un conato de choque entre dos aviones en el aeropuerto de Nueva York

La Administración Federal de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) ha iniciado una investigación para aclarar lo ocurrido en el Aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuando dos aviones estuvieron a punto de chocar.

Un Boeing 737 de la compañía Delta Air Lines estaba a punto de despegar sobre las 20.45 horas del pasado viernes cuando recibió la orden de abortar la maniobra. Los controladores aéreos anularon la salida, tras haber detectado la presencia de otra aeronave, operada por American Airlines, que pasaba por delante del primer jet, según ha informado la FAA y recoge NBC News.

"¡Delta 1943, cancelada la autorización de despegue!", se oye decir a un controlador en una grabación de audio de las comunicaciones del Control de Tráfico Aéreo realizada por LiveATC, un sitio web que supervisa y comparte las comunicaciones de vuelo.

El avión de Delta logró detenerse sin problemas, aunque los pasajeros sintieron un brusco frenazo. El jet se detuvo a unos 300 metros de la aeronave 106 de American Airlines, un Boeing 777 que había cruzado desde una calle de rodaje adyacente, según la FAA.

El vuelo, que llevaba a bordo 145 pasajeros y seis miembros de la tripulación, regresó a la puerta de embarque y los viajeros tuvieron que bajar del avión. Lo sucedido provocó un retraso que se prolongó toda la noche, debido a la rotación de los trabajadores. Delta proporcionó alojamiento a los afectados, que pudieron despegar el sábado a las 10.20, según informó la propia compañía.

"La seguridad de nuestros clientes y de la tripulación es siempre la prioridad número 1 de Delta", explicó la empresa, que añadió que "colaboraría con las autoridades de aviación y ayudaría a llevar a cabo una revisión completa" del incidente.

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.