Continúa el juicio por la liberación del elefante "Happy" en zoologico de Nueva York

Happy nació en la naturaleza de Asia a principios de los años 70, luego fue comprada cuando tenía un año por los Estados Unidos

El Elefante “Happy” de la ciudad de Nueva York se encuentra en este momento en una batalla legal por su liberación. Frente a los jueces del Tribunal Superior de Nueva York se presentaron unas argumentaciones sobre este caso que se lleva trabajando desde hace cuatro años, donde aseguraban que, si a un elefante se le daban los derechos de un humano, significaba que ya no se podría tener perros como mascotas.

Todo se remonta a una solicitud de Nonhuman Rights Project, en la cual solicitaba que liberaran al elefante “Happy” a uno de los santuarios de elefantes que tiene Estados Unidos, argumentando que este animal estaba siendo encarcelado ilegalmente.

Happy lleva 51 años en el Zoológico de la ciudad de Nueva York, desde 1977, y se le ha mantenido apartado de otros elefantes en un recinto de 0,4 hectáreas desde el 2006. A lo que los abogados expresaron que el elefante tenía el derecho al “habeas corpus”, que significa que una persona puede preguntar por los motivos de detención de una persona que está siendo detenida de forma ilegal.

Sin embargo, en la ley de habeas corpus de la ciudad de Nueva York no se ha definido “persona” por lo que el grupo de abogados expresó que debería ser reconocido como tal. Así que la sesión del Tribunal de Apelaciones abordará este tema, ya que dos tribunales inferiores sostuvieron que el elefante se encuentra en buenas condiciones.

Ante las afirmaciones de Nonhuman Rights Project, los jueces se mostraron escépticos, preguntando por qué se le aplicaría la ley de habeas corpus si su solicitud va encaminada a encerrarlo en un Santuario. Además, de creer que aplicarles derechos legales podría ser “una pendiente resbaladiza”.

Contraria a estas argumentaciones se tiene el estudio de que Happy pudo reconocerse frente a un espejo al tocarse repetidamente una x en su cabeza, indicando que es consciente de sí mismo, compartiendo esta serie de habilidades con el ser humano. "Los elefantes se chocan los cinco después de ahuyentar a un enemigo. Hacen una especie de baile de fútbol de medio tiempo. Son una especie realmente especial y única", expresó Mónica Miller, abogada del grupo Nonhuman Rights Project.

De esta manera, los jueces preguntaron a un abogado del zoológico si consideraba que le pudiera aplicar esta ley a Happy, a lo que respondió que solo aplicaría si el elefante estuviera en malas condiciones, cosa que no es así porque estos se encuentran bien regulados. "Tiene que haber una detención ilegal para que el remedio se aplique", expresó.

Se espera que la decisión final se dé en los próximos meses, representando una encrucijada legal difícil, ya que, puede generar muchas preguntas y tener contrariedades desde varios aspectos. Sin embargo, también puede ser un acercamiento para entender como tratar a los animales con la seriedad moral que estos necesitan.

 

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.