Una crisis mundial ineludible

Si Jerome Powell, el jefe de la Junta de la Reserva Federal, cree que sus aumentos en las tasas de interés restringiendo el circulante funcionaron, se equivocó. Esa política, desató una crisis financiera mundial, que retornará a Estados Unidos causando serios problemas.

En África, Asia y Latinoamérica, escasea el dólar, aumenta su precio, devaluando monedas locales, disparando la inflación.

Los gobiernos necesitan dólares para pagar sus deudas externas, y los importadores para reponer inventarios.

Sin dólares para pagar ni comprar habrá crisis general.

En los 80, eso mismo desató levantamientos populares en República Dominicana y Venezuela, mataron centenares, se disparó la ola delincuencial estadounidense. Ayer no escaseaban los alimentos como hoy, esta segunda edición de la misma crisis, será mucho peor.

No sabemos cómo reaccionará la nueva generación ante esta “nueva normalidad”.

La inestabilidad puede convertirse en un destino inmediato, ineludible.

Buscar dólares escasos y caros, para comprar alimentos escasos y caros no tendrá sentido, porque muy pocos podrán pagar el precio final.

Al valor real de dólares y alimentos, sumémosle la especulación, y las ganancias de capital. También los márgenes de ganancias y especulación del comercio interno.

¿Quiénes podrán pagar el precio final?

Las mayorías ganan sueldos miserables, en monedas devaluadas.  Trabajarán por nada, son esclavos modernos, sin alimentación garantizada. Su trabajo, sin embargo, generará ganancias de capital, se empobrecen más, mientras los ricos enriquecen muchísimo más.

Recién entramos a este túnel, quien diga que ve luz al final, anuncia un tren en vía contraria.

La responsabilidad será de la mala administración de gobiernos corruptos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) retornará para “ayudarnos” a organizar nuestras finanzas, prescribiendo “austeridad” para los depauperados.

Eso produjo el “Caracazo” en Venezuela entre febrero y marzo del 1989, en Santo Domingo en abril del 1984, observemos con atención el primer cuatrimestre del 2023.

Social Networks

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.